8 consejos prácticos para viajar con una discapacidad

viajar-con-discapacidadUna oportunidad de viajar, desplazarse en vacaciones a un destino deseado o una escapada de fin de semana es algo a lo que también deben tener acceso las personas discapacitadas y para ello, además de la adaptación que nuestras ciudades deben ir teniendo y por lo que muchas de ellas ya se distinguen, la oferta cultural y de ocio, despierta para dar respuesta a la demanda de estas personas.

Planificar el viaje de una persona con discapacidad, bien sea en compañía de familiares o amigos o incluso en solitario, requiere tener en cuenta una serie de factores que se plasman en estos 8 consejos:

  • Debemos partir del tipo de discapacidad y del porcentaje de la misma que el viajero presenta, pues ello puede condicionar nuestro destino o incluso la época del año para realizar nuestro viaje. Será necesario elaborar una lista de posibles soportes necesarios para ello: sillas de ruedas, andadores, barandillas en las camas, etc.
  • Si nuestro destino es un lugar de costa para disfrutar del sol y el mar, sería oportuno seleccionar alguna de las casi 200 playas adaptadas que existen en España. Generalmente es un servicio asociado al personal de Cruz Roja y encaminado a personas con escasa o ninguna movilidad y que precisan de silla de ruedas. Las playas están diseñadas con zonas en las que el visitante dispone de pasarelas con el ancho suficiente para que transite la silla y que van desde el inicio del acceso a la playa hasta las zonas de servicios y vestuarios y desembocando en el mismo agua. Para la inmersión y con la asistencia de dos especialistas de esta organización, se hace uso de un tipo especial de silla denominada Silla Anfibia, elaborada en PVC, y capaz de flotar y mantener la estabilidad de quien se encuentra en ella dentro del agua. Para mayor seguridad además debe llevar chaleco salvavidas.
  • A la hora de organizar un viaje de estas características, resulta muy útil recurrir a agencias de viajes o webs especializadas para ello, que entre otras opciones, disponen de un catálogo de hoteles con servicios en los que disponen de «ayudas técnicas«, tales como camas articuladas, sillas para ducha, sillas para wc…
  • Cuando el desplazamiento se realice en avión es recomendable ponerse en contacto con la compañía aérea seleccionada pues resulta necesario avisarles con antelación en caso de requerir asistencia durante el vuelo (oxígeno, camilla, personal sanitario…). Igualmente existe un servicio obligatorio a nivel mundial y de forma gratuita, que ayuda a los desplazamientos de los discapacitados a los largo de las grandes distancias de las terminales y que les acompañan hasta el acceso al asiento del avión y les ayudan con el depósito y recogida del equipaje del viajero, la burocracia de las gestiones de embarque, etc.
  • En nuestro equipaje podemos disponer de algunos productos que son fáciles de integrar en una maleta y que ayudan a facilitar la asistencia fuera de casa y donde solemos disponer de medios mejor adaptados. Un ejemplo sería el lavacabezas hinchable, que ayuda en el momento de la higiene del cabello y que una vez desinflado, vuelva a nuestra maleta ocupando el sitio mínimo.
  • Para garantizar un turismo accesible, es recomendable recurrir a servicios de visitas guiadas adaptadas que facilitan rutas en las que estos profesionales tienen en cuenta para ello la dificultad motora, facilitando sillas de ruedas o andadores, deficiencias de tipo visual o incluso auditiva aportando personal especialista en lenguaje de signos.
  • En función de la discapacidad de la persona, hay destinos que ofrecen terapias que aplican la presencia de animales para proporcionar un rato de ocio y relajación. Algunos ejemplos son actividades en torno a caballos o delfines.
  • Si en nuestro viaje se incluye entrada a algún concierto, teatro, etc, es recomendable consultar previamente la disponibilidad de entradas en asientos de fácil acceso o adaptados. En muchos recintos, la empresa gestora facilita medios como sillas de ruedas o elevadores en escaleras para adecuar el acceso.

El turismo accesible es ya una realidad en muchas partes del mundo y el objetivo es seguir avanzando en este sentido para conseguir la plena integración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *