Hoteles con encanto en España

Con la estandarización hotelera, consecuencia de la masificación turística, muchas personas empezaron a buscar otro tipo de alojamiento para pasar sus vacaciones, alejadas de aquello. Para satisfacer esas ilusiones surgieron los hoteles con encanto, edificaciones que combinan lo histórico y tradicional con lo moderno, conformando ambientes confortables y muy acogedores, frecuentemente románticos, ubicados en lugares alejados del turismo común.

En España, país de rincones hermosos, anclados a lo tradicional, existe gran variedad de hoteles con encanto, por lo que siempre es una labor complicada destacar los mejores, tarea que corresponde a los propios viajeros y las impresiones mostradas en las principales páginas de viajes de Internet.

La Finca Hotel Son Palou, de Mallorca. Es una antigua finca del siglo XIV, reformada en la arquitectura rural propia de las fincas mallorquinas de montaña, reuniendo el encanto y la tradición de épocas pasadas, con impresionantes vistas al valle de Orient.

la-finca-de-son-palou

Hotel rural Arpa de Hierba, de Llanes. Ubicado en uno de los entornos más hermosos de Asturias, es un pequeño hotel de campo con amplios ventanales y balcones, decorado con muebles de delicada inspiración francesa y un ambiente muy acogedor, de tranquilidad rodeada de naturaleza.

hotel-rural-arpa-de-hierba

La Villa Marbella, en dicha localidad malagueña. La situación de esta villa, en pleno casco antiguo, rodeada de silencio y tranquilidad, convierte el lugar en un oasis alejado del bullicio playero. Tiene impresionantes vistas de la Sierra Blanca desde la terraza y está enfocado hacia la excelencia en el servicio personalizado.

la-villa-marbella

Hotel Viento10, de Córdoba. Situado en la calle céntrica con dicho nombre, es uno de esos hoteles con encanto por excelencia, pensado para la tranquilidad y comodidad de sus huéspedes, con la presencia embriagadora de un precioso patio andaluz del siglo XVI. Supone un lugar excepcional para alojarse durante la visita a esta preciosa ciudad cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Córdoba, cuyos orígenes se pierden en el tiempo, guarda una marcada herencia árabe en todas sus piedras, sin olvidar su pasado fenicio, griego o romano. Es una ciudad para pasear a fondo, para conocer sus espléndidos patios, sus callejas y plazuelas, el barrio de la judería, los baños árabes, o los molinos del Guadalquivir. Hay tanto que ver y disfrutar que lo más aconsejable es dejarse llevar por la judería, el Alcázar, la iglesia de Santiago, la Sinagoga medieval, los Mausoleos romanos y tantos fantásticos rincones que podemos encontrar en la ciudad. Pero sin duda, lo mas recomendable es hacer una visita guiada a la Mezquita de Córdoba para descubir todo su encanto y explendor.

hotel-viento10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *